Formamos a profesionales de la salud

Editorial

Conferencias Roger de Llúria

LA XARXA: Dia Mundial de l’alimentació.

Conferencias Roger de Llúria

Singulars: Olga Cuevas: ciència i sentit comú en Singulars en el Canal33

Noticias

Jalea Real

La jalea real es una sustancia producida por las abejas obreras con el fin de nutrir durante toda su vida a la abeja reina y, durante los primeros tres días de vida, a todas las larvas. Está compuesta por una mezcla de miel, polen, agua, secreciones glandulares y enzimas estomacales de las mismas abejas. jalea Tonificante y fortalecedora Debido a la elevada concentración de nutrientes de alta calidad, la jalea real es sin duda uno de los tónicos más potentes que nos ofrece la naturaleza. Su inmenso valor nutricional está confirmado por el hecho de que la abeja reina, comparada con las abejas obreras, tiene un tamaño superior, su vida puede ser hasta treinta veces más larga y tiene una prolífica actividad reproductiva, mientras que las demás abejas son estériles. La jalea real aporta a sus consumidores habituales estos mismos beneficios, es decir el crecimiento físico, la longevidad y la fertilidad. De hecho es el remedio de elección en el tratamiento de la desnutrición, sobre todo infantil, ya que promueve el desarrollo de los niños. También es muy útil para contrarrestar el desgaste físico consecuente a enfermedades debilitantes. Actúa estimulando el apetito y a la vez aportando un amplio espectro de nutrientes. Efectivamente, en su composición no falta de nada: es rica en proteínas, que nos aportan varios aminoácidos esenciales, ácidos grasos insaturados, azúcares, minerales y vitaminas. Aporta buenas cantidades de vitamina E, B1, B2 y sobre todo B5 o ácido pantoténico. Esta última, además de intervenir en la correcta metabolización de los hidratos de carbono, proteínas y lípidos, como todas las vitaminas del grupo B, tonifica la suprarrenales y, según algunos estudios, alarga la vida y contribuye al mantenimiento de una piel sana retrasando los efectos del envejecimiento. Entre los minerales y oligoelementos presentes en la jalea real destacan el fósforo, azufre, hierro y cobre. Un alimento tan completo es importante para personas con requerimientos nutricionales especiales. Es energética y estimulante, ayuda a combatir el cansancio físico y mental, estrés y depresión, ya que produce una sensación de bienestar. Su actividad tonificante beneficia también al aparato reproductor masculino y femenino, pues estimula la actividad endocrina, y fortalece el  sistema inmunitario, puesto que aumenta la producción de anticuerpos.   jalea Antiséptica y bactericida La jalea real refuerza el organismo ante las condiciones externas, como las variaciones de temperatura o de horas de luz, motivo por el cual es ideal tomarla durante los cambios de estación. Es un excelente aliado para combatir la astenia primaveral así como las enfermedades típicas del invierno. Tiene una elevada acción antimicrobiana, debida a la presencia de dos principios activos: el ácido orgánico 10-hidroxidecenoico (HDA) y la royalisina. La presencia de una cantidad situada entre el 1,8 y el 2% de HDA, nos garantiza la eficacia terapéutica de la jalea real, resultado de un proceso de recolección y conservación correcto. Igualmente, la royalisina es un aminoácido que destaca por su elevada actividad antibacteriana.   Dosis y precauciones La jalea real debe tomarse por la mañana en ayunas, ya que es un tónico físico. Generalmente, los preparados comerciales incluyen una cucharilla dosificadora de aproximadamente un gramo. Se debe dejar disolver bajo la lengua una cantidad de producto comprendida entre 300 y 500 mg y esperar unos minutos antes de desayunar. En casos puntuales se puede llegar a un máximo de 1 g al día. Los tratamientos con jalea real no deben superar las 5 ó 6 semanas y se pueden repetir hasta tres veces al año, según las necesidades. Como se trata de un producto fresco se debe guardar en la nevera. La jalea real puede desencadenar reacciones adversas en personas asmáticas o alérgicas. Su uso está contraindicado en pacientes con la enfermedad de Addison.   Carlotta Bernardini, Dietista, Naturópata y terapeuta de Flores de Bach
Artículo publicado en la revista “Integral”

Dieta de primavera según la MTC

En primavera observamos un cambio importante en la naturaleza: los campos se tiñen de verde, los árboles se vuelven a llenar de hojas a la vez que disfrutamos de más horas de luz y de un clima más templado. Dieta primavera MTC Dieta depurativa y revitalizante Al empezar esta cálida estación, en el organismo se activa de manera natural una tendencia a depurarse y a eliminar los excesos acumulados durante el invierno. Con la finalidad de alinearnos con esta tendencia, aumentaremos el consumo de alimentos frescos y crudos como las ensaladas, los germinados, las verduras de hoja verde y las algas, todos ellos de gran poder depurativo y desintoxicante. Las verduras se cocerán de manera que queden un poco crudas en el interior. Una buena forma es utilizar el wok que permite una cocción más rápida a temperatura elevada. Otra posibilidad es cocinarlas al vapor. Se dará prioridad a las hortalizas que nacen y se dirigen hacia arriba, cualidades del Yang ascendente y expansivo de la primavera. En la Medicina Tradicional China esta estación corresponde al elemento Madera que representa el despliegue y el florecimiento de la energía de la primavera. Asimismo, según la Teoría de los Cinco Elementos, la Madera se relaciona con el hígado, los tendones, los ojos, el color verde y el sabor ácido. Ésta es la estación ideal para drenar el hígado y la vesícula biliar. El sabor ácido, de naturaleza Yin, es astringente y su acción contractiva lleva la energía hacia adentro. Un poco de ácido tonifica el hígado y la vesícula biliar, estimula la formación y secreción de bilis y facilita la digestión. El sentimiento que se asocia a la Madera es la cólera. Un desequilibrio de este elemento se relaciona a menudo con problemas emocionales como la frustración, el enfado, el resentimiento, la rabia y la impaciencia. Esta represión emocional perjudica al hígado y a la vesícula biliar y puede generar desequilibrios que si no son tratados, pueden convertirse en enfermedades. En estos casos, además de una dieta adecuada, es interesante complementar el tratamiento con otros recursos terapéuticos: psicología, Flores de Bach, Taichi, Qi Gong, Yoga o baile. Alimentos recomendados En primavera se recomienda especialmente consumir vegetales de hoja verde. Las espinacas, las acelgas, el brócoli y el apio no deben faltar en nuestra mesa así como los productos de temporada: espárragos, guisantes, judías verdes, cerezas, ciruelas, fresas y nísperos. Los germinados nos aportarán vitaminas, minerales y beneficiosas enzimas que facilitarán el aprovechamiento de los nutrientes por parte del organismo. En la comida incluiremos algún cereal integral o un poco de legumbres, sobre todo al mediodía. Con las lentejas y los garbanzos se pueden preparar frescas ensaladas o cremas nutritivas y de fácil digestión como el hummus o el dhal. Para complementar nuestra alimentación con el toque desintoxicante de la clorofila, podemos añadir verde de trigo o de cebada en polvo a los platos preparados, licuados y zumos. Para desbloquear el hígado podemos incluir también alimentos amargos como la achicoria, el té verde, el diente de león, la lechuga y la alcachofa. Es conveniente reducir el consumo de alimentos excesivamente salados y de los picantes como ajo, chili, pimienta y jengibre. DIETOTERAPIA EN PRIMAVERA Depuración En la dieta deberíamos limitar el consumo de grasas saturadas, café, alcohol, tabaco, harinas refinadas, azúcares y fritos. Para drenar el hígado y la vesícula biliar y facilitar sus funciones, es recomendable tomar en ayunas una cucharada de aceite de oliva de primera presión en frío y una de zumo de limón. Un buen zumo desintoxicante es el de apio y manzana que además previene de los cálculos biliares y ayuda a eliminar de forma natural los pequeños. En algunos casos, para facilitar la limpieza del sistema digestivo, es recomendable un semi ayuno de un día entero a la semana tomando sólo fruta o licuados de fruta y verdura. Para favorecer la eliminación de parásitos en el sistema digestivo, se recomiendan ciertos alimentos pungentes empleados tradicionalmente como remedios terapéuticos. Por ejemplo, tomar durante una semana una dosis elevada de cebolla y ajo crudos, actuará como un importante vermífugo. Alergias Las alergias se manifiestan con mayor intensidad en esta estación. Algunas de ellas están relacionadas con disfunciones del hígado, otro motivo por el cual se debe seguir una dieta depurativa y rica en alimentos probióticos, como por ejemplo el chucrut, el kéfir, el miso y el tempeh. En caso de rinitis o mucosidades, es recomendable evitar el consumo de lácteos. En fitoterapia encontramos plantas que nos ayudan a combatir los síntomas de las alergias y refuerzan nuestro sistema inmunitario como el helicriso o Sol de Oro que tiene propiedades antiinflamatorias, antitusígenas y antiasmáticas, indicado en alergias cutáneas, digestivas y respiratorias. La uña de gato también es muy efectiva. Se ha demostrado que su concentración de alcaloides es capaz de aumentar el nivel de inmunidad hasta un 50%. Astenia primaveral En esta estación es habitual que con el cambio de luz, de hora y de temperatura, nos encontremos más cansados. Según la Medicina China la causa de la astenia primaveral es el estancamiento de la energía del hígado. Es un buen momento para ayudar al organismo con una dieta revitalizante donde no podrán faltar los cereales integrales como el arroz, el centeno, el mijo y sobre todo la avena, ya sea en granos o en copos. También nos aportan una dosis extra de energía alimentos como las legumbres, los frutos secos, los plátanos, el cacao, los germinados y la jalea real. Aparte de la dieta, respetar horarios regulares para comer y dormir y practicar ejercicio físico moderado y adaptado nos permitirá adaptarnos mejor al cambio de estación. Carlotta Bernardini, Dietista, Naturópata y terapeuta de Flores de Bach Artículo publicado en la revista "Cocina Vegetariana"