LA VANGUARDIA
JUNIOR REPORT
10/09/2018

La alimentación es uno de los pilares fundamentales de la naturopatía

La naturopatía es una terapéutica que se ocupa de los problemas del ser humano, enfermo o no, trabajando los mecanismos que fortalecen su salud mediante estímulos naturales: sol, aire, agua, tierra, viento, dieta, ejercicio, descanso…

La naturopatía estimula la vix natura medicatrix [el poder curativo de la naturaleza]. El naturópata centra su atención en revisar el estilo de vida y dar consejos para mejorar la salud.

“Ir a dormir a una hora determinada, seguir una dieta concreta, utilizar determinadas plantas para estar más relajado…”, explica el Dr. Juan Pedro Ramírez, que este año impartirá el curso de naturopatía en el IFPS Roger de Llúria.

Las claves: el estilo de vida y la alimentación

El estilo de vida es muy importante para la salud. “Dos terceras partes de la morbimortalidad [la mortalidad causada por enfermedades] en los países desarrollados están relacionadas con el estilo de vida y el medio ambiente”, apunta Ramírez.

El profesor advierte que “hay que dedicar más atención a comer bien”, ya que la alimentación es un factor determinante para la salud. Por eso, los naturópatas recomiendan seguir una dieta más equilibrada.

La importancia de una buena alimentación será la protagonista en el Festival Cómo como, que contará con la presencia del IFPS Roger de Llúria y se llevará a cabo los próximos 14, 15 y 16 de septiembre.

La medicina taoísta

La buena alimentación también es uno de los pilares de la medicina taoísta.

“Los taoístas piensan que hay cinco elementos (agua, madera, fuego, tierra, y metal) que se corresponden con una serie de órganos. Según el taoísmo, la enfermedad surge del desequilibrio entre dos polos (yin y yang)”, explica Ramírez.

En ese sentido, la naturaleza energética del alimento, su color y susabor se utilizan para ayudar a encontrar el equilibrio. El color de los alimentos se relaciona con una serie de propiedades beneficiosas, derivadas de los pigmentos.

Por ejemplo, el “elemento agua” regula el riñón y se asocia al color negro; por esa razón las judías negras se utilizaban para tratar los problemas relacionados con este órgano. “Hace años se descubrió que los alimentos negros contienen antocianidinas, sustancias químicas que tienen la capacidad de proteger el riñón”, explica el profesor.