LA VANGUARDIA
JUNIOR REPORT
02/07/2018

Los estudiantes del Ciclo Formativo de Laboratorio Clínico y Biomédico aprenden a utilizar los equipos y materiales y realizan trabajos de investigación.

Vivimos en un mundo en el que la esperanza de vida cada vez es más elevada gracias a los avances en medicina. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) , el promedio de la esperanza de vida en España es de 83,1 años (80,3 años los hombres y 85,8 las mujeres).

La investigación es fundamental para encontrar la cura de muchas enfermedades y alargar la esperanza de vida. Y, para conseguir resultados, el trabajo de los técnicos de laboratorio resulta fundamental.

“Un técnico de laboratorio aprende a diagnosticar pero no solo es imprescindible en el diagnóstico, sino también en la investigación”, afirma el doctor Francesc García, coordinador del Ciclo Formativo de Laboratorio Clínico y Biomédico del IFPS Roger de Llúria y profesor universitario.

Salidas profesionales

En el mercado laboral actual, la profesión de técnico de laboratorio está muy demandada y la formación permite trabajar en distintos ámbitos.

“El técnico de laboratorio podrá trabajar en un laboratorio de diagnóstico, clínicas públicas, privadas, técnico de toxicología, reproducción asistida, forense… El catálogo de salidas profesionales es muy amplio y cada vez está más demandado”, explica el profesor.

El Ciclo Formativo de Laboratorio Clínico de IFPS Roger de Llúria forma a los estudiantes para utilizar los equipos y materiales, realizar trabajos de investigación e interpretar estudios clínicos. El ciclo se puede realizar en horario de mañana o de tardes.

En ocasiones, los estudiantes del ciclo formativo continuan su formación en la universidad.

“Hay mucha diferencia en comparación con los alumnos que llegan de Bachillerato, porque los estudiantes de Formación Profesional tienen un bagaje previo, han hecho 460 horas de prácticas y se saben mover por el laboratorio”, explica García.

Si disfrutas de las asignaturas relacionadas con la medicina, la química o la biología y te apasiona estudiar la vida desde la escala más pequeña, esta podría ser tu profesión de futuro. Y a ti, ¿te gustaría ser técnico de laboratorio?