El aceite de argán se obtiene a partir de las semillas de los frutos del árbol de argán, una especie que solamente crece en el suroeste de Marruecos. Los pueblos bereberes lo llevan utilizando desde hace siglos y hoy en día es un producto apreciado en todo el mundo por sus múltiples propiedades tanto nutricionales como estéticas. De hecho, es conocido como el “oro líquido de Marruecos”. A continuación te mostramos 10 fantásticas propiedades del aceite de argán:

1. Hidrata y nutre en profundidad la piel. Es un componente que podemos encontrar fácilmente en mascarillas para todo tipo de pieles y previene la aparición de arrugas y otros signos del envejecimiento.

2. A menudo en verano no nos protegemos lo suficiente de los rayos del sol y observamos irritación en algunas zonas del cuerpo. El aceite de argán es perfecto para tratar la piel tras la exposición al sol y reducir todo tipo de inflamaciones gracia a su poderoso efecto calmante.

3. Si se aplica el aceite sobre el cuero cabelludo masajeando ligeramente y se deja actuar durante una media hora antes de lavar el cabello también ayuda a eliminar la caspa.

4. Muchas veces las uñas de las manos se doblan con facilidad y se rompen. Una solución es aplicarlo sobre las uñas para fortalecerlas.

5. El aceite de argán ayuda a reducir el tacto rugoso de las zonas más ásperas de nuestro cuerpo como los codos, rodillas y pies gracias a su poder suavizante.

6. Es un buen tratamiento para todos aquellos adolescentes que tienen acné. Si se aplica en pequeñas dosis, ayuda a reducir el acné gracias a sus propiedades fungicidas y bactericidas.

7. Ideal para tratar las puntas secas del cabello. Se untan de aceite y se deja reposar durante media hora antes del lavado del cabello. Se recomienda seguir este proceso una vez al mes o cada quince días.

8. Si aplicamos unas gotas en la mano y lo extendemos desde la mitad del cabello hasta las puntas, nos aportará brillo y flexibilidad.

9. Gracias a su poder hidratante ayuda también a combatir la aparición de estrías. Además es cien por cien natural y su aroma es muy suave, lo que le convierte en un producto adecuado para la piel delicada de los bebés.

10. El aceite de argán posee un efecto regenerador, por lo que se puede usar en el tratamiento tópico de enfermedades de la piel como la psoriasis o para eliminar cicatrices.

Como podrás comprobar, este aceite natural es un gran aliado para los cosméticos. En el Institut FP Sanitària Roger de Llúria te ofrecemos un Curso de Cosmética natural con el que podrás aprender a elaborar las distintas fórmulas, preparados y cosmética natural. ¡Infórmate más sobre nuestros cursos haciendo clic aquí!