Los estilos de vida vegetarianos están recibiendo una buena acogida en la sociedad. Lo vemos en restaurantes y supermercados, cada vez se considera más a las personas vegetarianas. Y es cada vez más frecuente encontrar a alguien que siga alguna de estas dietas.

El vegetarianismo es más complejo de lo que se conoce, y es que no existe sólo un tipo, si no que se presenta en varias formas, en función de lo estricta que sea una dieta con el consumo de productos de origen animal. Pero todas tienen algo en común, rechazan a toda costa la explotación de los seres humanos sobre los animales, y por eso reducen el consumo de los productos que provienen de ellos. 

Hoy, desde el Institut de FP Roger de Lluria, os enseñamos 5 tipos de dietas vegetarianas y las variaciones entre éstas.

1. Ovolactovegetariana. Cuando hablamos de una “dieta vegetariana” es posible que se nos ocurra este tipo de dieta. Se trata de la forma más popular de vegetarianismo, en la que no se consume carne, pescado ni aves, pero sí huevos y productos lácteos. Es una forma poco estricta dentro de las dietas vegetarianas.

2. Lactovegetariana. Una variación más estricta de la dieta anterior es ésta. Se trata de vegetarianos que sí se alimentan de productos lácteos, pero no de huevos ni el resto de productos de carne animal.

3. Ovovegetariana. También existe la dieta vegetariana que acepta el consumo de huevos, pero rechaza el consumo de cualquier producto lácteo, desde la leche hasta el queso, además de la carne.

4. Vegana. Es cada vez más común pese a ser la dieta más estricta dentro del vegetarianismo. Una persona vegana no come ningún producto de carne animal, huevos ni productos lácteos. Pero también rechaza toda comida que tenga ingredientes de origen animal, como la gelatina. E incluso alimentos que necesiten de animales en su producción, como el vino.

5. Crudivegana. Existe, también, un tipo de dieta que supera las restricciones de la dieta vegana. Se tarta de la crudivegana, que trata de una alimentación a base de comida vegana que no haya estado expuesta a una temperatura superior que a la producida por el sol, es decir, unos 40 grados. Los crudiveganos creen que la comida puede perder sus propiedades nutricionales si se cocina a temperaturas altas, llegando a no ser buena para la salud.

En el Institut Roger de Llúria ofrecemos el Ciclo Formativo de Grado Superior de Dietética con un enfoque ecológico. ¿Por qué no aprender más acerca de la alimentación y como influye en nuestro organismo? Con este ciclo formativo, puedes llegar a tener un conocimiento profundo sobre dietética. Además, este título te abrirá las puertas al trabajo en diversos organismos como dietista. ¿Quieres saber más? ¡Infórmate aquí!